Quiénes somos

ISF Valencia

ISFV somos un grupo de personas organizadas de forma asamblearia que parte de la transformación individual y el aprendizaje colectivo. Fomentamos y visibilizamos procesos de cambio a través de una participación activa, crítica y comprometida desde el respeto, la diversidad y la germanor.

Trabajamos por conseguir una sociedad organizada, participativa, crítica, equitativa, sostenible y alegre, en permanente construcción. Promovemos relaciones de justicia e igualdad global entre las personas, los colectivos y el medio desde la autogestión local de los territorios, pueblos y culturas.

Cada día se constata que las políticas globales de nuestro tiempo se rigen por una actitud mercantilista, quedando en muchas ocasiones supeditadas a las relaciones económicas, y es AQUÍ donde queremos incidir.

Desde ISFV creemos en un modelo diferente al neoliberalismo imperante, que se centre en los derechos humanos y no en el capital, y que permita a la sociedad asumir su responsabilidad otorgando auténtica libertad y soberanía a los pueblos, para que vivan integrados en su entorno laboral y no enfrentados a él.

 

Así  pues, para que estas transformaciones tengan lugar, entendemos que es fundamental trabajar tanto a nivel local como a nivel global, intentando incidir en nuestro entorno más directo para que acate responsabilidades y plantee alternativas frente al desconocimiento y la indiferencia.

De esta manera, los procesos de conocimiento en el Sur y el vínculo que tenemos con los movimientos sociales de Latinoamérica no se reducen a financiar ni donar, sino que se basan en programas de conocimiento de la realidad, en los cuales los pueblos nos enriquecen con su experiencia y nos enseñan nuevas formas de combatir el deshumanizado sistema en el que vivimos.

Tenemos la certeza de que el CAMBIO por el que trabajamos está más cerca cada día, y desde la organización intentaremos seguir fortaleciendo todo el entramado de nuevas alternativas que vayan surgiendo en esa misma dirección.

Cómo nos definimos

Horizontales y Asamblearias, Políticas y Apartidistas,

Reflexivas y Autocríticas

En este apartado pretendemos transmitir, por un lado, la forma en la que participamos y nos relacionamos con las demás; y por otro, la manera que tenemos de entender el proceso de transformación social.

Básicamente, las palabras con las cuáles nos identificamos, en lo que a la forma de relacionarnos se refiere son la horizontalidad y la participación, cualidades que esperamos reflejar en todos los ámbitos de nuestra organización, tanto en el trabajo de cada grupo como en del colectivo.

Seguimos un modelo asambleario en el que nuestras decisiones, reflexiones y participaciones son fruto del trabajo de todas y cada una de las personas que participamos de la asociación.

 

Por otra parte, nos reconocemos como una organización independiente y apartidista pero a la vez política, ya que nos preocupamos por lo que ocurre en nuestro entorno y entendemos que tenemos la responsabilidad de incidir sobre ello y plantear nuevas alternativas.

En definitiva, somos un colectivo de ciudadanía crítica que apuntamos hacia la transformación social, entendiendo que esta transformación forma parte de un proceso político.

Cómo nos organizamos

Nuestra estructura está formada por cuatro grandes grupos de trabajo que tienen su propia autonomía, centrados en diferentes líneas temáticas. Además, existe el espacio de la Coordinadora, un lugar de reflexión y toma de decisiones conjunta de todos los grupos donde compartimos nuestras inquietudes, nos informamos de las actividades y el estado de cada grupo, y donde definimos posicionamientos y políticas de la asociación.

Por otro lado, contamos también con la Junta, donde se resuelven tareas operativas e institucionales, aunque ésta se encuentra siempre al servicio de las decisiones de la Coordinadora.

Como ya hemos dicho en el apartado anterior, no existen jerarquías en el interior de los grupos, ya que pensamos que todas somos igualmente necesarias e importantes; no obstante, suele existir un reparto de funciones en cada grupo para que el funcionamiento sea más operativo, aunque estas funciones las asume cada componente del equipo en representación del mismo y nunca implican una toma de decisiones de manera individual sino contando con el apoyo de todas las demás.

 

Además de la figura del voluntariado, dentro de esta estructura contamos también con personal “liberado”, personas que juegan un papel de facilitación respondiendo a las necesidades y decisiones de los grupos de base y la Coordinadora.

Por último, añadir que paralelamente a las cuatro líneas temáticas de trabajo, existen dos comisiones transversales centradas en la formación y en el feminismo y cuidados, que pretenden integrar estas dos dimensiones en la realización del trabajo de cada grupo, así como un grupo encargado de formar y sensibilizar a las personas que participan en los programas de conocimiento en el Sur, el grupo Argentina.